El cortijo del Fraile… 3 historias que merecen ser contadas

Cortijo_del_Fraile_Nijar_Almeria_

Que las mujeres llevan años luchando por ser reconocidas dentro del mundo del arte y la cultura, reconocidas en el mundo científico y la investigación, reconocidas en definitiva más allá de la cocina y la alcoba, es un hecho.

Mujeres invisibles que han desarrollado sus disciplinas con éxito y con muchas más dificultades que los hombres, algunas de ellas silenciadas hasta hoy . Este es mi homenaje a una de ellas; Almeriense criada en los campos de Níjar, siempre me he preguntado cómo es posible que en el instituto no nos hablaran de Carmen de Burgos “Colombine”, un personaje tan cercano a nosotros por ser de nuestra tierra y al que ni los libros de texto ni nuestros maestros le dedicaron una sola gota de tinta. Esos profesores empeñados en cumplir el temario se olvidaron por completo de que hay otras formas de llamar la atención, de despertar en esos adolescentes imberbes el deseo de descubrir más y acercarlos a la literatura. Qué activo tan grande están dejando escapar para la enseñanza. Involúcrame y me tendrás para siempre.

Sí nos hablaron de bodas de sangre, y no son pocos los almerienses que llevan a sus amigos, turistas pasajeros, al cortijo del fraile y les dicen con un hilo de orgullo “Aquí sucedieron los hechos que inspiraron a García Lorca para escribir Bodas de Sangre“, pocos pronuncian en esa llanura las palabras Puñal de claveles o Carmen de Burgos, mucho menos Colombine, pseudónimo con el que esta escritora firmaba sus artículos.

El 24 de julio de 1928 tuvo lugar en la comarca de Níjar un crimen que llenó las portadas de los periódicos de aquella época y que aún hoy en día continúa rodeado de secretos.

Ya estaba todo listo para la boda entre Francisca y Casimiro cuando, la noche antes de la celebración, la novia decidió huir a lomos de una mula con su primo Francisco a quien realmente debía su amor. En su huída se cruzaron con José , hermano del novio, y con Carmen, hermana de la novia, quienes pusieron fin a esta historia matando a tiros al primo y verdadero amor de Francisca.

José Pérez fue condenado por asesinato a 8 años de cárcel de los cuales cumplió 3 gracias a los indultos de 1931. Carmen Cañadas murió a principios de los años 70 sin haberse encontrado nunca más cara a cara con su hermana Francisca Cañadas, quien pasó el resto de su vida enfundada en una ropa de negro como prueba de su luto, falleció a los 84 años de edad. Casimiro, el novio abandonado, se casó y formó una familia en el cercano pueblo de San José, falleció a los 93 años sin haber hablado jamás de ese suceso ni en la intimidad de su hogar ni de puertas afuera.

Hay 2 personajes en esta historia que me resultan apasionantes: Francisca Cañadas, una mujer que se niega a la sumisión de la época y decide rebelarse y , por un momento, ve la posibilidad de vivir la vida que ella elija junto a la persona que ama. El otro gran personaje para mí es Casimiro, el novio abandonado, en aquella época acarreó con la vergüenza que suponía que tu mujer te abandonara, a pesar de ello nunca le reprochó nada a Francisca.

Pocas mujeres en la época se habrían atrevido a tal cosa ¡Casarse por amor! qué locura  desafiar la ley del aumento de la herencia a través del matrimonio.

Ambos autores, García Lorca y Carmen de Burgos, utilizaron el suceso para escribir 2 obras muy distintas: García Lorca se toma los acontecimientos como una vía para profundizar en la tragedia de los personajes.

Carmen de Burgos, en parte empujada por sus propios desencantos amorosos, toma la historia como un manifiesto a la libertad de la mujer, con un final feliz que deja paso a la esperanza para las mujeres de la época. Proclama la pasión, el amor libre, el goce y la diversión femenina.

¿Quién fue Carmen de Burgos “Colombine”? 

Me crié en un lindo valle andaluz, oculto en las estribaciones de la cordillera de Sierra Nevada, a la orilla del mar, frente a la costa africana. En esta tierra mora, en mi inolvidable Rodalquilar, se formó libremente mi espíritu y se desarrolló mi cuerpo. Nadie me habló de Dios ni de leyes, y yo me hice mis leyes y me pasé sin Dios. Allí sentí la adoración al panteísmo, el ansia ruda de los afectos nobles, la repugnancia a la mentira y los convencionalismos. Pasé a la adolescencia como hija de la natura, soñando con un libro en la mano a la orilla del mar o cruzando a galope las montañas    ( “Autobiografía”, Madrid, 1909) 

Se crió a caballo entre la capital y la comarca nijareña, esposa infeliz, madre de 4 hijos de los que sólo sobrevivió 1, maestra de escuela, empleo que le permitió alcanzar la independencia económica y poner fin a su matrimonio al que se refería en estos términos:

Un episodio de ingrato recuerdo…la equivocación más grande de mi vida…mi rebeldía me llevó a casarme contra la voluntad paterna…Un señorito juerguista se pasaba la vida en garitos y tabernas ( entrevista en La Esfera y Confidencias a Cansinos Assens)  

Fue agitadora social, feminista, primera mujer corresponsal de guerra en Marruecos, pionera, al no poder acudir a las tertulias literarias de los cafés madrileños por su condición de mujer empezó a organizar las suyas propias en su casa, conocidas como “El salón de Colombine”. Promotora del divorcio, amante del arte flamenco, viajera; tuvo la oportunidad de viajar por Europa en 1903 como consecuencia de  su solicitud para la ampliación de estudios profesionales en el extranjero, lo que la llevó a Alemania, Inglaterra, Bélgica, Suiza, Francia e Italia.

Allí contactó con las sufragistas europeas y volvió a Madrid con una columna titulada “El voto de la mujer”, lo que le costó el destierro a Toledo.

Fue sin duda una gran mujer, andaluza, almeriense, cuyos logros se silenciaron tras la guerra y sobre la que merece la pena investigar.

Bibliografía y Audiovisuales recomendados:

Puñal de Claveles, Carmen de Burgos

Memorias de Colombine, Federico Utrera

Carmen de Burgos Colombine, Blanca Bravo Cela

Documental El crimen de una novia, de Lola Guerrero

Documental Mujeres en la Historia: Carmen de Burgos Colombine

Anuncios

3 comentarios en “El cortijo del Fraile… 3 historias que merecen ser contadas

  1. maría dijo:

    Muy interesante esta entrada, especialmente la que nos descubre quien fue Carmen de Burgos, efectivamente, una mujer que debería ocupar lugar de honor en los libros de historia y literatura de este país, además de ser referencia y pionera en la historia del periodismo. En nuestro sitio nos declaramos rendidas admiradoras de Colombine, su vida y su obra. http://www.floresdeldesierto.es/carmen-de-burgos-colombine-el-progreso-verdadero-de-los-pueblos-esta-en-la-etica/#comment-3205o.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s